search instagram arrow-down

¿Te avisamos cuando salga algo nuevo?

Social

FECHAS

Instagram

Ve el texto completo en el link de la biografía 👆🔥 Mira la verdad no en aquellos que dicen seguirla, sino en aquellos que callan y la siguen con todas sus fuerzas. La ciencia descubre cómo todo fue desarrollándose, como un ingeniero que entiende como funciona el motor de una ambulancia... pero el saber cómo funciona no explica porqué existe la ambulancia, ni porqué parece tener un sentido de ser como es y no de otra manera, no te dice como debe ser usada, no tiene nada que decir acerca de porqué hay personas adentro tratando de salvar la vida de otra persona.

Cuando entendamos esto podremos volver a hablar de las cosas importantes. 🔥 Y el ídolo me dijo: yo soy lo único, lo demás es ridículo, y los que te digan lo contrario son idiotas. #Dios Es cierto, el azar *pudo* dar cualquier resultado, pero es asombroso que yo pueda escribir esto, y tu pensar lo contrario, es asombroso que puedas determinar tu pensamiento a pesar de una presión social o genética. Es asombroso qué en China haya personas masacradas por seguir las palabras de aquel que se autodenomino Hijo de Dios, y es asombroso que del ateísmo nazca un desconcierto al no encontrar un fundamento objetivo moral al comportamiento humano, ni la empatía puede determinar porqué es ella misma “buena” en vez de maligna.
-
Te hace perder el aliento ver un montón de átomos formando pigmentos que a su vez forman un Picasso, y te hace perder la cabeza pensar todo el significado detrás de una pintura.
-
Te desvelas intentando encontrar un trozo pequeño de verdad en una ecuación matemática qué no cambiará la vida de nadie ni te hará millonario. Y el universo entero parece contenerse en esa mirada y esa sonrisa, que casualmente y por azar se crearon y tienen información estructurada en significados incomprensibles para las partículas de las cuales se han formado.
-
Es cierto, todo puede ser azar, y todo podría haber sido de chocolate, o al revés o simplemente jamás haber sido, y sin embargo todo esto es real... realmente asombroso, de esos asombros que no se llenan solo con matemáticas, ni solo con microscopios, ni solo con discursos, ni solo con indiferencia, hay algo más, algo tan profundo y tan grande que el lenguaje humano no puede expresar de una sola manera, y tiene que usar tantos lenguajes a la vez. -
Que perdida de hermosura y verdad cuando olvidamos esos lenguajes, esos asombros, esas intuiciones, esas inspiraciones del espíritu que nos empujan todo el tiempo a ver las cosas más allá de su forma y composición, en su realidad asombrosa de significados y advenimientos de actos reales, de historia y de amor, aquel que da la vida y lo que tiene por rescatar aquello que tanto le asombró.

Estaba leyendo un posting de una página de Facebook “católica”, cómo se aplaudía que unos musulmanes bajaran a patadas a unas mujeres feministas (o femilocas como las llaman) de un escenario donde se llevaba a cabo un evento.

Lo que encontré fue una admiración hacia esa respuesta violenta de los musulmanes, una admiración que rayaba en la envidia, “ellos si pueden y nosotros «católicos» no tenemos el suficiente valor para hacerlo”.

Aún ante mi respuesta que llamaba a no permitir ofensas e intentar evitar que se denigraran ellas mismas, (no a los que se congregaban, sino a ellas mismas) bajándolas del escenario con la mínima violencia posible… me encontré con “católicos” que más se ensañaban y comían “palomitas” para ver con gusto la escena de la golpiza que le ponían multiples hombres a estás mujeres. Casi una copia moderna de la lapidación de la adúltera por mano de los Judíos.

Pensando en ello me doy cuenta que muchos “católicos”, tienen miedo. Tienen miedo de ser considerados débiles, pusilánimes, de poco respeto. ¡Pero eso es precisamente lo que nos prometio Jesús!, persecuciones, maldiciones por parte del mundo.

No, el mundo no te considera digno de temor, ni digno de respeto, el mundo no te considera cool ni te tiene miedo, de hecho con trabajo te escucha… el mundo te considera retrógrada y un poco tonto e incompetente. Por eso puede escupirte en público y sabe que no pasa nada, puede pintar por afuera tus iglesias, y puede denigrar las imágenes más sagradas. ¿Por qué esperas algo diferente? Si el Santo, la imagen en carne de Dios mismo fue machacada hasta los huesos, humillada, escupida y puesta en manos de este mundo pecador. ¿Acaso eres más grande que Dios?

Quizá añoras esos tiempos donde la Iglesia mezclada con el estado tenia “poder” y “respeto”… la época de los números, donde “todo” era católico ¿lo era?… ¿o era parte del bagaje cultural obligatorio?. Como bien Ratzinger nos dijo: «Pero yo estoy también totalmente seguro de lo que permanecerá al final: no la Iglesia del culto político, ya exánime, sino la Iglesia de la fe. Ciertamente ya no será nunca más la fuerza dominante en la sociedad en la medida en que lo era hasta hace poco tiempo. Pero florecerá de nuevo y se hará visible a los seres humanos como la patria que les da vida y esperanza más allá de la muerte.»

Esa admiración ante la violencia revestida de “defensa y respeto” muestran precisamente que ya eres parte de ese mundo, del mundo al que la Trinidad no pertenece, ese mundo del que precisamente Jesucristo te pidió seas luz y no parte de su oscuridad.

No, no eres un caballero templario, ni un héroe católico de película tipo Hollywood, el mundo te tiene como paria, y si intentas defenderte con la fuerza del mundo serás invariablemente humillado y aniquilado, porque Dios no protege con esa fuerza, y sin Dios eres parte de las estructuras de poder y debilidad del mundo, no eres nadie.

Dios gana todas las batallas, pero no con las armas del mundo, deja tu mentalidad pandillera trasvasada y revestida de “católica” y si quieres realmente respeto, busca primero el respeto de tu Señor y olvídate del mundo, olvídate de sus armas, y recuerda que el siervo no es más que su Señor, recuerda a quién sirves, recuerda donde está tu fidelidad.

―Si alguien quiere ser mi discípulo —les dijo—, que se niegue a sí mismo, lleve su cruz y me siga. Porque el que quiera salvar su vida la perderá; pero el que pierda su vida por mi causa y por el evangelio la salvará.

‭‭Marcos‬ ‭8,34

A %d blogueros les gusta esto: