La Fidelidad de Dios… una fidelidad que no es como aquellas seguridades creadas por el hombre, si no una fidelidad siempre creativa, elusiva, libérrima como la libertad misma que es Dios.

Una fidelidad que parece no ser fiel, que espera que esperemos contra toda esperanza… que destruye toda posibilidad de manipularla y aprehenderla, una fidelidad que nos deja en el desierto… que es el lugar donde mejor podemos escuchar la voz de Dios… donde podemos dejar nuestras falsas pretensiones de poder y seguridad, para poder mirar a nuestro lado las huellas de Aquel que nos acompañará siempre en nuestro camino… por que es Fiel a su absoluto, incondicional y libre amor por mi.

—CarlosJBS